Buscar

Bienvenidos al maravilloso mundo de las apuestas ilegales

Snapshot_001

Ya es oficial. Ayer mismo lo anunciaron, en una entrada del blog de Second Life. Linden Labs acaba de revisar su política sobre las apuestas y el juego, lo que significa más o menos que a partir de ahora van a tener una tolerancia cero. Se acabaron los casinos. Punto.

Es gracioso que insistan en hablar de apuestas virtuales y de juego simulado en el post, porque desde el momento en que te permiten cambiar tus lindens por dinero real las apuestas no son de mentirijillas. El juego en los casinos de Las Vegas no es menos real porque las transacciones en las mesas se realicen con fichitas de colores, ¿no?

Ya desde hacía un par de meses y, por lo que parece, por presiones federales y del fisco, se había prohibido cualquier tipo de publicidad del juego y derivados en los canales de comunicación de SL: foros y listados inworld, descripciones de terrenos, etc. Esto no es sino la puntilla a algo que se venía venir.

A partir de ahora se prohiben cualquier tipo de apuesta deportiva (de deportes del mundo real, se entiende) y cualquier juego de azar en el que haya dinero de por medio: que se necesite un pago previo para empezar o que te pague a ti si ganas. La palabra clave es "azar", parece que los juegos que impliquen habilidad se librarían (como el slingo, un juego bastante curioso que surgióo en SL y después pasó al mundo real). Otras rifas sin dinero, como las lucky chairs parece que tampoco quedan prohibidas (son un sistema para atraer tráfico a las tiendas mediante el reparto de regalos; cada cierto tiempo la silla elige una letra al azar, si hay algún avatar cerca cuyo nombre empieza por esa letra, se lleva el regalo). Hay otro par de juegos que están en el aire, porque los anuncios del post del blog oficial siempre son vagos e incompletos o se dan justo antes del fin de semana, cuando no hay nadie mirando (que este anuncio saliera entre semana fue toda una sorpresa). Son los exploders y raffle balls, un par de cacharros que se colocan en los clubes y centros comerciales para atraer visitas repartiendo dinero gratis. Si tuviera que apostar, yo diría que las raffle balls siguen, porque el dinero te llega sin que tengas que pagar nada primero, y que los exploders dependen de cómo les de el aire a los Linden; si bien hay que pagar una pequeña cantidad para tener derecho a premio, la mayoría de ellos están configurados en "todo el mundo gana", en los que como mínimo recuperas la cantidad que pusiste al principio.

¿Y cuál es el castigo si te pescan apostando? Suspensión o eliminación de tu cuenta, sin derecho a devoluciones. Ni de lindens o propiedades.

Supongo que se notaba en mi post sobre el camping, pero no me gustan un pelo los casinos y los juegos de azar en Second Life. Ya lo decía entonces, el problema es la falta de control en los scripts que controlan las maquinitas y que nadie garantice el juego justo o que te paguen si ganas el premio gordo (link en inglés, básicamente habla del dueño de un casino virtual que quiso escaquearse cuando le tocó pagar el premio de 1600 $ reales que salió de su maquinita virtual). Si no fuera por estas dos cositas sin importancia, me parecería perfecto que cada uno se gaste sus duros como le salga de las gónadas (reales o virtuales). Pero como Linden Labs tiene sus servidores en California y Texas, dos de los estados con una postura más intransigente respecto al juego...

No nos engañemos, como en los últimos casos de escándalos sexuales, lo que están haciendo es cubrirse su gordo culo virtual y protegerse en caso de demandas o de que las autoridades empiecen molestar. Porque desde que EEUU anunció que se prohibía cualquier tipo de apuestas online en su territorio, esto estaba cantado. Incluso para los que no vivimos en ese alegre país.

Ya veremos cómo se desarrolla la cosa. En mi opinión, la primera baja va a ser el camping. Los casinos son la primera fuente de ingresos de los indocumentados de SL, los que no tienen una información de pago asociada a su cuenta y no pueden tirar de tarjeta de crédito o paypal. En mayor o menor medida, todo ese dinero terminaba volviendo al ecosistema. Si últimamente los números de la economía virtual no eran todo lo redondos que venían siendo, esto lo va a empeorar todavía más.

¿Nos apostamos algo?


1 comentario:

Albert Revolution dijo...

Pues puede que parezca radical, pero me encanta. No soporto los casinos, y cuando tuve que ayudar a construir uno fué cuando decidí dejar la construcción. Tal vez, (si, lo sé, es una utopía, pero soy utópico), así los nuevos puede que en vez de malgastar horas acampando se dediquen a descubrir. A descubrir tanto sitios hermosos como gente interesante, o, lo mas importante de todo, descubrir sus propias habilidades. Ya sé que puede parecer otra radicalidad, pero lo siguiente que me cargaría sería el xcite, y lo siento por la gente que conozco y que los crea, pero es que se usa tan poco la imaginación. Al igual que la poesía. Decir algo así como "... soplando suavemente sobre tu nuca, promesa de otros suspiros.." o cualquier otra cosa que se nos ocurra improvisar.
En fin. soñar no cuesta nada.