Buscar

Bershka en Second Life: Profesionales y amateurs

Snapshot_046

En fin. Estuve por primera vez en la isla de Bershka en Second Life hace justo una semana, pero he ido retrasando la entrada por asuntillos del mundo real. Las capturas de pantalla llevan más tiempo en flickr porque subirlas es más fácil y rápido que escribir una crítica. Y ésta no es precisamente buena. De hecho, varios de los títulos que tenía pensados eran algo malintencionados. El desastre de Bershka. Suspenso en moda. El estreno de Bershka en SL, peor para Inditex que lo de Astroc. Cosas así. Pero por lo visto, la mayoría de los fallos ya están siendo solucionados, así que solo cuento lo que vi. Como siempre, las imágenes van en pequeño, que si no me descuadran mucho la plantilla. Están a tamaño completo en flickr.

Y no. No tengo ningún problema en usar títulos de El Ala Oeste en los post. Faltaba más.

Bershka island

El proyecto está desarrollado por Mosi Mosi, una empresa de Barcelona. Dicen que se dedican a campañas de branding, conceptos publicitarios, promoción de productos y personas, así como al desarrollo y creación de contenidos (cito de su página).

Snapshot_036


Snapshot_038

La primera impresión cuando llegas es fantástica. El entorno es bonito, tipo isla caribeña (como el 85% de la superficie emergida de SL), aunque mi gusto personal no sea demasiado playero; mi avatar tiene dos bañadores: uno es negro y el otro tiene un estampado de calaveras.

Snapshot_040

Además del edificio principal hay un auditorio con disco y pista de baile, así que supongo que organizarán alguna actividad por allí.

Snapshot_039

La zona de costa. Estas casitas están repartidas rodeando a la isla.

Snapshot_052

Las animaciones en las tumbonas y toallas, el primer punto negro que vi. Como soy un pelín obsesiva, las estuve probando todas una por una y sí, son todas así.

Snapshot_048

Vale que se usen animaciones gratuitas, pero incluso en esas cajas con cientos de poses freebie las hay menos lamentables que éstas.

Ugly poses @ Bershka sim

Por dentro la tienda es espaciosa, bien distribuida y construida. Todas las texturas son excelentes, como en el resto de la isla. Como estuve por allí bastante tarde, pude dar vueltas bien a gusto. Fue una experiencia nueva, estar en un Bershka vacío. Al que suelo ir en el mundo real siempre está a tope, con la ropa revuelta y una música insoportable machacando a las masas (por cierto, no sé cómo es el hilo musical de la de SL porque siempre me conecto con el sonido apagado. Otro día me fijo.)

Snapshot_041

Es un punto a su favor. La replica virtual es más bonita que las dos o tres Bershkas reales que hay cerca de donde vivo.

Snapshot_044


Esta es una foto curiosa. En Second Life la capacidad de los terrenos se mide más por la cantidad de objetos que puedes poner dentro que por el tamaño que tengan. La únidad básica de medida es la "prim", o sea, el objeto más básico que se puede construir, (una esfera, un cubo, un anillo) y que sirve para construir otros más complejos. Por ejemplo, yo no podría poner ese par de cuencos en mi terreno ni aunque borrase todo lo que ya hay. Simplemente no cabrían, son más prims de las que estoy pagando. Aunque no lo parezca, todas esas moneditas son un ostentoso símbolo de estatus. No es un chiste. En serio.

Ahora llegamos a la parte espinosa. El envoltorio es perfecto, pero lo de dentro, uy, lo de dentro. Hablo de la ropa, que es lo que se supone que me están vendiendo. No arquitectura o interiorismo. Iba a ver las recreaciones virtuales de una marca real que está bien representada en mi armario real.

Snapshot_043

De entrada el precio es insuperable. No, hablo en serio. Insuperable. Todo es muchísimo más barato que la media en SL, creo que no había nada que costase por encima de los 50 dólares linden. Otro día si tengo tiempo hablamos de las tácticas de dumping de las multinacionales cuando entran al universo virtual de turno, pero no es lo que me interesa ahora. Está claro que lo que buscan es el impacto publicitario y no forrarse a costa de vender ropa inmaterial, así que me lo salto.

Snapshot_031

El problema de colocar tantos estantes y perchas con imágenes de la ropa es que cuesta un montón distinguir los que son dispensadores de ropa (los vendors) de los que están solo de adorno. Supongo que es por lo mismo, el intentar recrear una tienda de verdad de la marca, que tampoco haya carteles indicadores. El sistema de venta que han elegido tampoco ayuda. Me explico. El sistema por defecto de SL consiste en una caja normal con ciertas propiedades especiales. Alguien mete la mercancía en la caja y fija el precio. Tú pones los lindens en la caja y ella te devuelve tu compra. Tiene algunas ventajas más, como que al primer vistazo y al pasar el ratón sobre ella, puedes conocer el nombre del vendedor, el precio, los permisos del artículo y algún comentario opcional. La única manera de conocer el precio de las cosas del Bershka cibernético es ir haciendo click como una imbécil sobre todos los percheros que hay. Ya he mencionado que no se distinguen unos de otros, ¿no? Y por supuesto, nada de conocer las propiedades de las prendas hasta haberlas pagado y tenerlas en el inventario.

Snapshot_030

Esto de los permisos es importante. Básicamente consiste en que, cuando creas un objeto o una prenda de ropa, puedes decidir qué es lo que va a poder hacer con eso el siguiente propietario. Son tres, los que te permiten (o no) modificar, copiar o transferir lo que te han dado o que has pagado. Los permisos de copia y transferencia nunca van juntos en un objeto. Es o uno o otro, y si por error los marcas los dos, tienes un freebie instantáneo y descontrolado.

El permiso de modificación es imprescindible, en mi opinión. En el mundo real nunca me compraría unos vaqueros si me prohibieran subirles el dobladillo al llegar a casa (soy bajita, ¿y qué?). Pues lo mismo, no me gusta que me impidan ajustar algo a mi avatar hasta dejarlo a mi gusto. Me lo pienso mucho antes de comprar algo así, tiene que compensarme de algún otro modo. Y mi primer impulso es no comprar.

¿Y qué permiso tenía la ropa de Bershka cuando estuve por allí? Sí. Exacto. Todo "no mod".

Snapshot_029

Antes de pasar a la ropa quiero mencionar los carteles. En muchas de las capturas se ve perfectamente el contraste entre los las reproducciones del mundo real y los que se han hecho para su contraparte virtual. No hablo sólo del tamaño, que también. La publicidad del mundo real es enorme, perfectamente visible y bien diseñada. Los carteles de cómo le queda la ropa a los avatares no. Además de ser minúsculos están situados arriba del todo en los estantes. Hasta los jarrones de la decoración son más vistosos.

El mensaje que transmiten a cualquiera que tenga cierta experiencia y que haya estado en otras tiendas de Second Life es "¡No me compres! ¡No sé lo que estoy haciendo!".

Snapshot_021

Y llegamos a la ropa. Creo que ya lo he dicho, pero no podría ser peor. Es posible que la mala impresión se agravara porque lo que obtienes no se parece nada de nada a lo que está expuesto y porque el entorno está muy bien trabajado y hace de contraste. Las texturas usadas para la ropa son planas y no están bien aplicadas a la plantilla. Hay demasiados "seam issues", como lo llaman los guiris (como la ropa se diseña sobre una plantilla bidimensional, si no se hace bien aparecen fallos al aplicarse a la superficie en tres dimensiones del avatar y se notan las zonas de unión).

Ejemplos. La camiseta que se ve sobre el párrafo de arriba no podría estar peor hecha. La falda es de lo más potable que compré (tampoco fue mucho, se me quitaron las ganas en seguida). Sería una buena noticia si no fuera porque nadie usa esas faldas "del sistema" (o también "mesh skirts"). Por defecto su capa se aplica bastante separada del resto del cuerpo y el efecto óptico es horrible. Traducción: hacen que tu culo virtual parezca gordo. Sí, una chorrada como una catedral, pero requieren modificaciones en la forma del cuerpo para que queden medio presentables, así que no te las quitan precisamente de las manos.

Ésto es lo que ves:

Snapshot_023

Ésto es lo que obtienes:

Snapshot_025

Sí, las dos chaquetas son azules.

Tengo más capturas del estilo, es decir, enseñando la ropa y poniendo caras raras, pero supongo que la idea se entiende y esto ya está quedando demasiado largo.

La impresión general que da todo esto, y otros fallos de aprendiz que no he mencionado para no aburrir más (como equivocaciones en el empaquetado de la ropa o que no haya prendas flexi, cuando junto con los penes postizos son la base de la economía en SL), es de falta de profesionalidad. Que una multinacional intente implantarse y la ropa que los representa parezca hecha por amateurs no es nada bueno en un mundo en el que las tiendas de ropa con más éxito, o en general los negocios más rentables, están dirigidos precisamente por aficionados. Y la calidad de lo que venden es infinitamente superior. Calidad profesional, se entiende.

Los habituales de Second Life (odio eso de residentes) son bastante territoriales. La primera impresión que reciben cuando una gran empresa del mundo real entra en "su mundo" es siempre negativa. Da igual lo que se haga o cómo se haga, la primera reacción será de rechazo. Y la gente a la que Second Life se la refanfinfla no se va a sentir impresionada en absoluto. ¿Nadie lee los chistes de Mauro Entrialgo? Pues eso. Que una empresa entre en SL ya no le importa a casi nadie, así que no sé hasta qué punto puede mejorar tu imagen corporativa.

Aveda Institutes 1

No digo que no sea buena idea si se hace bien. Un ejemplo, Aveda Institutes. Por lo que me cuenta Google (yo no había oído hablar de ellos antes), se trata de una cadena de academias de peluquería y estética de los Estados Unidos, que además venden productos de belleza y cosas así. Cuando abrieron su sede en Second Life contactaron con Elikapeka Tiramisu (en SL todos tenemos derecho a los nombres raros), que es la creadora top de pelo aquí. Le ofrecieron un trabajo de colaboración y crearon una linea de peinados, adaptados de fotos publicitarias del mundo real, que pusieron a la venta en dos localizaciones distintas, el Aveda Institute virtual y ETD, la tienda de Elika que, por cierto, recibe muchas más visitas. Todos contentos. Los de Aveda se aseguraron al más competente para el puesto, un producto a la altura, y se ganaron a un montón de "residentes" para su causa al demostrar más interés que el que se les presta a unas cobayas virtuales útiles sólo para sus estudios de mercado (la frase no me la invento, creo que la vi en los foros oficiales).

Aveda Institutes 2

En New World Notes, uno de los blogs más importantes sobre este metaverso (aunque no es especialmente objetivo; está escrito por un ex-Linden), tienen una sección fija llamada "Tateru's Monday Reality Mix" en el que se dedican a analizar precisamente el impacto que tienen las marcas o empresas del mundo real cuando intentan implantarse en Second Life. Y en "Tateru's Mixed Reality Headcount" hacen sus propias estadísticas sobre el asunto. Con estos datos, podría deducirse que el sim de Playboy, por ejemplo, es un fracaso aunque su isla tenga forma de conejito, mientras que la gente de The L Word, por citar a otros, lo están haciendo bien. Y no creo que se deba solo al tirón de las lesbianas en SL (porque como todo el mundo sabe, la mitad de los avatares femeninos son hombres disfrazados intentando pillar cacho), sino a las estrategias con las que han entrado las dos marcas.

The L Word

Supongo que es pronto para ver en cuál de los dos ejemplos cuadra mejor lo de Bershka. La impresión que me llevé yo sobre su ropa fue todo lo mala que podría haber sido. O más. "No nos interesa saber cómo funciona esto de vender prendas de vestir, solo lo hacemos por los titulares. ¿Estudios de mercado? ¿Conocer el medio? ¿Y eso qué es lo que es?".

Ya veremos lo que pasa. Supongo que hay peores crímenes para una marca de moda que vender ropa fea y mal hecha según todos los estándares del mercado al que se dirige. Aunque sea virtualmente.

¿Alguien dijo "mano de obra infantil"?

Naaah.


,

5 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Albert Revolution dijo...

Desde luego, ya fastidia llegar a hacer un comentario en uno de los blogs mas interesantes que he leído en los ultimos teimpos y encontrarme a un "anónimo" soltando una chorrada a duras penas extraída de la única neurona de que dispone.

Cretinos aparte, te felicito. Objetividad, linea arguemntal (si, argumental, que pasa, un buen post requiere una estructura, una línea), magnífica interpretación desde el doble punto de vista profesioanl y de consumidor.
Esa frase:
"¡No me compres! ¡No sé lo que estoy haciendo!"
Debería pasar a ser una identificación de las empresas prepotentes que como, bien dices, nos consideran cobayas virtuales para las estadisticas del márketing.

Vamos, que me ha encantado tu crítica, Ahora me pondre a leer el resto del blog. (lo de las moneditas-prims en los cuencos es que me duele, es la quintaesencia de la prepotencia. Despilfarro sin aportar nada creativo. Una actitud de chulería que no soporto).

Albert Revolution

Rack Brautigan dijo...

Los comentarios estúpidos los borro por norma, pero este debió de llegar por la noche. Normalmente no duran tanto, jeje.
Ojo, Albert. No es lo mismo ostentación que prepotencia. Creo que en SL, donde cuesta lo mismo hacer una prim de diamantes que de contrachapado cutre, la única forma de demostrar quién tiene pasta es con el número de prims (las sculpties se escapan un poco a la norma, claro). A mí lo de los cuencos me hizo más gracia que otra cosa, por eso lo menciono.
Y los encargados de la isla no tienen "actitud de chulería", jua. Cualquier otro me hubiera baneado a la primera (es la norma a las críticas entre los amataurs, la verdad) y lo cierto es que he estado hablando con los de Mosi Mosi de muy buen rollo.
Por cierto, me gusta verte por aquí. ¿Fue casualidad o googleas a todos los que van a tus clases? XD

Albert Revolution dijo...

Ja,ja,ja. No, no "googleo a todos los que asisten a mis clases", pero si que miro sus perfiles, porque puede que algunos esten especializados en algo (joyería, ropas, vehículos), para los cuales alguna herramienta complementaria, o alguna explicación distinta a la de construcción pura y dura, les pueda ser útil. Y en tu perfil estaba tu blog. Me encantó, hace mucho que "blogueo", me encanta la vitalidad de la blogosfera como emisora-receptora de inforamción. Bueno, si has visto de que va mi blog, no te doy mas la brasa :).
Dentro de SL pertenezco a Bloggers, de blogHUD (http://bloghud.com/), ya sabrás de sobra de que va.Aunque , francamente, lo uso muy poco. Esa eterna falta de tiempo :(
Y tienes razon. rectifico mi comentario. Un tanto irritado estoy permanetemente por el trato de manipulación que da Linden a las prims. Una joya o un peinado tropecisntas prims. 512 m 117. PAra el servidor tanto cuentan unas como otras, peor, las que estan en movimiento son mas difíciles de rezzear en el grid, luego sigo pensando en que es una manipulacion para eso de "mas prims?=compra mas tierra", y eso, me enciende, y mucho. Por eso no consigo separar la apreciación del uso estético de las prims en un centro comercial de la reivindicación de "mas prims para el pueblo", /sacando la bandera negra y levantando el puño, ja ja ja ja).
Te felicito en directo por tu blog :D, y no es peloteo, asi que porfa no me borres ;)

Rack Brautigan dijo...

Juer, no había caído en lo del perfil. Hablando de la herramienta complementaria, es una gozada para hacer joyas, jua. Todavía tengo que probar a ver si me sirve para hacer ese pelo de tropecientas prims que mencionas. :D